El Plasma

La sangre está compuesta por una parte celular (glóbulos rojos, blancos y plaquetas) y otra parte líquida que se llama plasma, que está constituido en un 90% de agua y un 10% de proteínas.

A partir de las proteínas que contiene el plasma se elaboran medicamentos hemoderivados utilizados para el tratamiento de defectos de la coagulación de la sangre como la hemofilia, alteraciones del sistema inmune, quemaduras severas, algunas enfermedades de origen neurológico, trasplantes, prevención contra el tétanos, entre otros.

Origen del Plasma

El plasma es obtenido a partir de unidades de sangre o plasma provenientes de donantes voluntarios no remunerados que realizan su donación en Bancos de Sangre y Servicios de Hemoterapia de Argentina, Chile, Uruguay y Ecuador.

Nuestros medicamentos presentan significativas ventajas terapéuticas por estar elaborados a partir de plasma proveniente de donantes de nuestra región.

Calidad, Seguridad y Trazabilidad

Garantizamos la calidad, seguridad y trazabilidad del plasma empleado en la elaboración de los medicamentos.

Para cumplir con este objetivo trabajamos intensamente en el desarrollo y mejora continua de proveedores de plasma a través de:

  • Definición de Requisitos de Calidad de distintas clases de materia prima.
  • Informe de inspección en Recepción y Reanálisis Serológico de cada envío de plasma.
  • Evaluación y Calificación de proveedores de plasma
  • Seguimiento de la evolución de calidad del Proveedor
  • Certificación de Bancos de Sangre
  • Informes de Certificación

Una posibilidad para Bancos de Sangre

  • Llevamos adelante el Programa de Intercambio de Plasma por Medicamentos Hemoderivados. El mismo brinda a los bancos de sangre asociados la posibilidad de aprovechar íntegramente los excedentes de plasma humano que no son utilizados. Continuamente generamos nuevas posibilidades y mayores beneficios a los Bancos de Sangre asociados, colaborando con la mejora de procesos y la implementación de sistemas de calidad.
  • El intercambio puede realizarse por medicamentos hemoderivados, por insumos, y/o equipamientos destinados a mejorar las instalaciones y/o procesos que se realizan en los bancos de sangre.